Chucky logra reinventarse para darnos un mensaje gore de consumismo
99337
post-template-default,single,single-post,postid-99337,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Chucky logra reinventarse para darnos un mensaje gore de consumismo

Cuando Orions Pictures anunció el año pasado que se encontraba trabajando en una nueva versión de Child’s Play con el director Lars Klevberg muchos pegaron el grito en el cielo debido a que no imaginaban algo que no fuera hecho por Don Mancini, sin embargo eso no le importó al estudio y contrató a Aubrey Plaza, Brian Tyree Henry, Gabriel Bateman, Beatrice Kitsos, Ty Consiglio, Mark Hamill y Carlease Burk para que se hicieran cargo de la historia y sobretodo entregaran algo tanto a los fanáticos viejos como para los nuevos.

Ahora casi un año después se estrenó la película y tenemos que decirles que salimos bastante contentos con el resultado final, si, sabemos que muchos pensarán que estamos mintiendo para quedar bien, pero no es así y es que la historia toma cosas de la original pero sabe llevarlas a un nuevo público en donde el mensaje del consumismo sigue vigente pero viéndolo desde un punto de vista distinto, inclusive aprovecha el hype por las historias de adolescentes acabando con el mal como en Goonies o Stranger Things para entregarnos a estos conocidos que intentan acabar con un muñeco que está obsesionado con su dueño y ser su único amigo.

La película sabe aprovechar lo absurdo de la historia para reírse de si misma; dar unos cuantos golpes políticas a la actualidad de Estados Unidos, mostrarnos como queremos el producto más actual aunque solo tenga distinto diseño (Hola iPhone), mostrarnos la obsesión por tener a alguien con nosotros que nos haga compañía y también hablarnos sobre nuestra dependencia a la tecnología y como no sabemos sobrevivir sin ella.

Esta también cuenta con varias bromas, un sentido del humor bastante retorcido, risas involuntarias, bastante sangre y escenas que harán que te dé de esa ansiedad que no se te olvida por un buen rato. No sabemos si será un éxito de taquilla, pero nos da suficiente material para hacernos querer ver más del personaje y sobretodo da pie a una serie de secuelas, que si son tan buenas como este primer intento, hará que las queramos ver en seguida.

Hay un nuevo Buddi en la ciudad.

No Comments

Post A Comment