Colaboraciones

El infiltrado del KKKlan muestra los defectos que aún existe en EUA

Spike Lee es un experto en mostrar en la pantalla grande los problemas raciales que han existido en los Estados Unidos y ahora decidió abarcar una época bastante conflictiva que fueron los 70’s, una época en la que los afroamericanos luchaban por sus derechos de formas radicales y que tenían que enfrentarse a estos blancos que no querían dejar sus privilegios.

La cinta sigue a Ron Stallworth, quien se convierte en el primer agente negro del departamento de policía de Colorado Springs. Pero es recibido con escepticismo y hostilidad por los mandos y algunos de los agentes. Sin amedrentarse, decide seguir adelante y hacer algo por su comunidad llevando a cabo una misión muy peligrosa: infiltrarse en el Ku Klux Klan y exponerlo ante la ciudad.

Aquí Spike Lee usa toda su inteligencia para mostrarnos este mundo lleno de odio en donde no sólo ser negro es malo sino que cualquier raza que sea diferente a los blancos, también vemos como la ignorancia de las personas al atacar aquello que es distinto a sus creencias y que no importa si eres policía, al final no tienes la razón porque no es lo que dios o ellos quieren y buscan.

La cinta tiene escenas bastante fuertes que al final olvidas que estas viendo algo de los 70’s, se siente tan actual que al final te dan unas escenas que al ocurrieron hace meses y en donde se sigue viendo a esa America que nunca va a cambiar, empezando por el presidente.

Una historia que debería solo ser atractiva para Estados Unidos, pero que logra romper esas fronteras y se siente como un problema de todo el mundo.

Written By

Somos varios robots que trabajamos lo más rápido que podemos para traerte toda la información acerca de música, cine, televisión, cultura. Visítenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *