Colaboraciones

Estas son las 30 series que más nos gustaron ver en este 2018

Cada año vemos la calidad de la televisión ir en aumento y en donde directores de grande renombre deciden hacer algún proyecto para expresar todo su talento. Este 2018 no fue la excepción y tuvimos cosas de calidad tanto en comedia como en drama y suspenso, por lo que decidimos hacerles una lista de las series que más amamos y que deberían checarlas este fin de año.

Recuerden que pronto les daremos una lista de las series que no se pueden perder en 2019.

Sorry For Your Loss: La serie sigue a una viuda llamada Leigh Shaw (Elizabeth Olsen) que la agarra por sorpresa la muerte de su esposo y que piensa que sufrirá mucho, sin embargo al pasar de los días decide investigar quien era este y descubre cosas que la harán cambiar de opinión.

Brooklyn Nine Nine: Es una de las mejores comedias en la actualidad y muchos les sorprendió cuando Fox decidió cancelarla, sin embargo NBC la rescató y regresará para Enero. Pero aquí hablamos sobre una genial quinta temporada en donde la serie no se guardó nada y mostró como se puede hacer una serie de policías sin caer en los típicos clichés.

Better Call Saul: Creemos que la serie no está siendo reconocida por su conexión directa a Breaking Bad, sin embargo esta la supera con creces y ver a este abogado perdedor convertirse en una mente criminal de la noche a la mañana es fascinante.

Cobra Kai: La idea de hacer una secuela muchos años después de los sucesos de Karate Kid 1 y 2 parecía un acto desesperado por llamar la atención, sin embargo la serie no sólo es divertida sino que también es emotiva y tiene los suficiente easter eggs para dejar satisfechos a los fanáticos de la historia. La temporada 2 pinta para tener muchas más sorpresas.

Forever: Amazon Prime tiene algunas series originales bastante buenas, pero si hay una que los podría definir es esta y es que aquí se habla sobre la vida en pareja que termina en rutina y como estos deciden cambiar las cosas. Platicas emotivas llenas de reflexión y lo complicado que es la actualidad.

Glow: La primer temporada de la serie aventó todo al asador pensando que no tendría una segunda temporada por lo que pensamos que sería difícil de superar, sin embargo la historia de las primeras luchadoras profesionales tienen mucho material que contar y cada episodio es una nueva aventura que vale la pena ver y disfrutar. Entretenida, divertida, llena de sarcasmo, girl power al máximo y actuaciones más que creíbles.

Sharp Objetcs: Tras pasar un breve tiempo en un hospital psiquiátrico, la periodista Camille Preaker regresa a su pequeña ciudad natal para cubrir los asesinatos de dos chicas adolescentes. Durante años, Camille apenas ha hablado con Adora Crellin, su neurótica e hipocondríaca madre, que vive con su marido y con su hija Amma, hermanastra de Camille, una joven a la que apenas conoce. Instalada en su antiguo dormitorio en la mansión victoriana de su familia, Camille pronto se identifica con las jóvenes víctimas. Atrapada por sus propios demonios, debe desentrañar el rompecabezas psicológico de su propio pasado si quiere obtener una historia que escribir acerca de los crímenes.

The Haunting Of Hill House: Las adaptaciones de novelas suelen ser bastante complicadas y es que no todas las cosas que vienen en los libros se pueden meter, sin embargo Mike Flanagan hace un excelente trabajo para hacerlo y nos entrega una serie llena de terror, suspenso y que nos muestra a una de las casas embrujadas más famosas del mundo. Si pueden intenten localizar a todos los fantasmas que aparecen y que son demasiados.

Counterpart: Pocos se atreven a aventarse una serie de ciencia ficción debido a que no quieren jugar con los cerebros de su audiencia, pero esta lo hace y de gran forma. Cuando Howard descubre que su organización oculta el acceso a una dimensión paralela se ve envuelto en un mundo de intriga, donde la única persona en quien puede confiar es su “otro yo” de esta nueva dimensión.

American Vandal: Netflix decidió cancelar esta serie tras su segunda temporada, la cual es perfecta y que superó con creces la primera. Esta vez Peter y Sam investigan un nuevo crimen en un colegio católico privado, en concreto, una intoxicación en la cafetería producida por el vertido de unos laxantes en la limonada.

Bojack Horseman: Esta serie animada estará siempre en lo mejor del año y es que cada vez que pensamos que esta no puede ser más desgarradora nos llega un episodio que demuestra lo contrario. Simplemente perfecta y que nos demuestra la vulnerabilidad del ser humano, los miedos y el como se siente estar solo a pesar de estar rodeado de personas todo el tiempo.

Killing Eve: Una asesina en serie y una detective se enfrentan en una persecución a nivel internacional en la que ambas mujeres se obesionarán la una con la otra. Por un lado está Villanelle (Jodie Comer), una asesina piscópata sumida en el lujo de su profesión, y por otro lado, Eve Polastri (Sandra Oh), una agente del MI6. Cansada y aburrida de pasarse los días sentada en su escritorio, la perspicaz criminóloga Eve busca más acción en su vida profesional y un día se encuentra al mando de un grupo secreto cuyo objetivo es dar caza a Villanelle.

Dear White People: La serie toma uno de los temas más controversiales en los últimos años, el racismo, y decide abarcarlo de una forma divertida en la todos, sin importar su color de piel, son así y nada les hará cambiar de opinión a menos que decidan ir todos por el mismo lado.

The Little Drummer Girl: Ambientada en los años 70, tras la masacre de Munich y durante la época más activa del terrorismo palestino. El Mossad, poniendo en práctica un plan tan maquiavélico como inteligente, capta los servicios involuntarios de Charlie (Florence Pugh), una actriz inglesa de poca monta y vida bohemia. Charlie es sometida a un duro entrenamiento psicológico para que consiga atrapar a Khalil.

The Americans: Una de las series más infravaloradas de todos los tiempos; sigue a dos espías rusos que se van a Estados Unidos durante la guerra fría y ahí van informando de los avances del país, sin embargo tendrán que enfrentarse no sólo a enemigos sino a su propia familia que se va cuestionando sobre que país están defendiendo.

The Good Place: La primer temporada debe de haber tenido uno de los mejor plot twist en la historia, pero ahora van en la tercera y la serie no ha dejado de sorprendernos. Ahora vemos a todo el grupo ir a la tierra para descubrir que hicieron mal en su vida e intentar ser mejores personas, aunque descubrirán que todo es más complicado cuando estas vivo.

Homecoming: Heidi Bergman es asistente social en Homecoming, una instalación del Grupo Geist que ayuda a los soldados veteranos a integrarse en la vida civil. Años después, cuando ha comenzado una nueva vida, un auditor del Departamento de Defensa cuestiona por qué abandonó Homecoming. Heidi comprende de inmediato que hay otra historia detrás de la que se ha contado.

Barry: Un asesino a sueldo y aspirante a actor se muda del medio oeste a Los Ángeles y queda maravillado con las clases de teatro a las que acude durante una misión.

Atlanta: Donald Glover no sólo esta reinventándose cada vez que puede sino que lo hace en todos sus proyectos y como muestra está la serie de Atlanta, la cual nos puede dar episodios simplemente geniales que hacen que reflexionemos sobre la situación actual y otros en los que solo buscan entretenernos. Su última temporada esta demasiado buena y parece ser que será difícil de superar.

Silicon Valley: Uno pensaría que tras 5 temporadas veríamos a los chicos de Pipe Pipper triunfar, sin embargo cada año les pasa algo diferente que provoca que se sigan frustrando y a nosotros nos maten de risa.

Ozark: Marty Byrde (Jason Bateman) es un asesor financiero con una aparente vida normal en familia. Casado con Wendy (Laura Linney) y con dos hijos, Charlotte (Sofia Hublitz) y Jonah (Skylar Gaertner), todos llevan una vida apacible y ordinaria. Pero bajo esa apariencia la vida de Marty esconde un gran secreto: es el encargado de blanquear el dinero de uno de los cárteles de droga más importantes de México. Todo parece ir bien hasta que Marty debe llevarse a su familia desde Chicago a Ozark, en Missouri.

Yellowstone: John Dutton (Costner) es el propietario del rancho más grande de Estados Unidos. Él y sus hijos entablarán una lucha sin cuartel contra una reserva india y contra el Gobierno federal de Estados Unidos que intenta expandir el parque nacional contiguo a la propiedad de los Dutton.

Bodyguard: David Budd es un veterano de guerra que trabaja como especialista en protección para la realeza y para la Policía Metropolitana de Londres. Cuando se le asigna proteger a la ministra Julia Montague, cuya visión política apoya todo lo que él detesta, Budd se encuentra en una encrucijada entre su labor y sus creencias. Aunque él es responsable de su seguridad, quizá ella sea su mayor amenaza.

Love: La última temporada de Love puede ser considerada como complaciente para muchos fanáticos y es que estamos acostumbrados a los sube y baja de Mickey y Gus, pero ya viéndola con más detenimiento el final es perfecto y es que esta pareja tan diferente se complementa de formas que ni ellos creían posibles.

Baskets: Después de fracasar en una prestigiosa universidad francesa de clown, Chip Baskets busca mantener su sueño de convertirse en un clown profesional.

Daredevil: Muchos esperábamos poco de la tercer temporada de Daredevil y es que la segunda había dejado mucho que desear mientras que su participación en The Defenders fue mucho lloriqueo, pero en esta ocasión fuimos testigos de una gran historia llena de acción y sobretodo en donde vimos los verdaderos miedos de nuestro héroe.

Westworld: Westworld es un parque de atracciones futurista y controlado por alta tecnología dirigido por el Dr. Robert Ford (Anthony Hopkins). Las instalaciones cuentan con androides cuya apariencia física es humana, y gracias a ellos los visitantes pueden dar rienda suelta a sus instintos y vivir cualquier tipo de aventura o fantasía, por muy oscura o peligrosa que sea, sabiendo que los robots no les harán daño.

Castle Rock: Todo el universo de Stephen King es mostrado en esta serie que deja satisfecho a los fanáticos del maestro de terror, además de que tiene una historia solida que transcurre bastante cerca una de otra que emocionará a todos.

El Mundo Secreto de Sabrina: Una de las sorpresas del año fue esta y es que nos hace olvidar la comedia de los 90’s para adentrarse a un mundo más real en el que las brujas existen entre nosotros, además de que mezcla perfectamente el misterio con la fantasía y nos hace querer ver más cosas.

Future Man: Josh Futterman (Josh Hutcherson) trabaja como portero en Devlin, un centro de investigación de enfermedades sexuales. Aún vive en casa de sus padres y es socialmente muy torpe ya que tiene problemas personales de autoestima y no se puede acercar a una mujer. En su vida, Josh destaca únicamente en una cosa: Cybergeddon, un videojuego que trasncurre en un futuro distópico donde su personaje, ‘Future Man’, tiene la mejor puntuación del mundo. Cuando acaba el último nivel, recibe la visita de personaje del juego que aparecen para explicarle que Cybergeddon era un entrenamiento y que ha sido escogido para viajar en el tiempo y salvar al mundo.

Written By

Somos varios robots que trabajamos lo más rápido que podemos para traerte toda la información acerca de música, cine, televisión, cultura. Visítenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *