Colaboraciones

Guardians of The Galaxy Vol 2 o el “Exageremos todo lo que amaban”

Soy un fanático intenso de los cómics y por lo tanto ver a mis personajes favoritos ser llevados a la pantalla importante siempre ha sido emocionante, sin embargo no siempre justifico el plan de Marvel de unir todo y hacer que todos sus directores vayan por el mismo camino ya que hacen aburridas las cosas (Me enojé cabrón cuando sacaron a Edgar Wright de Ant-Man por no apegarse al plan de unirse todos por un bien común).

Ahora la gran compañía que es Disney y Marvel nos entregan Guardians of The Galaxy Vol 2, la cual fue aprobada luego del éxito de la primera en 2014 y que era completamente distinta a lo que habíamos visto; una historia que no dependía de Iron Man y los demás para sobrevivir, un director que independiente como James Gunn, un elenco relativamente nuevo (Chris Pratt como superhéroe de acción, Vin Diesel repitiendo una frase cientos de veces y Batista como un ex-luchador que buscaba entrar en el mundo del cine) y una historia que nos mostraba a un grupo de inadaptados unirse para vencer un mal común y salvar a la galaxia, hasta ese momento sólo mostrada en Avengers.

Pero tengo que admitir que esta segunda parte me dejó un poco insatisfecho, no me mal interpreten, me gustó pero no como la primera que es probablemente una de mis favoritas de Marvel. El motivo de mi disgusto es que la película es una exageración de lo que vimos en la primera; como si la presencia de Stallone hubiera hecho que se esparcieran sus esteroides por todo el set y por lo tanto todo se viera un poco más forzado.

Primero hay que decir que James Gunn se ha vuelto el nuevo Joss Whedon de Marvel, es el encargado de armar esta nueva etapa de la franquicia y en donde no ha escatimado su presencia en las redes sociales para desmentir todos los rumores posibles sobre las nuevas películas, incluso ha defendido a capa y espada la visión de la compañía, por lo que su guión es simplemente lo que Marvel esperaba de él.

La cinta es una historia regular del hijo abandonado que encuentra al padre y que siente que todo estará mejor, claro, todo esto con un montón de explosiones, chistes que se sienten innecesarios por momentos, un Groot bebé que saca un awww cada vez que aparece en pantalla, un sin fin de referencias a series de televisión ochenteras, todas las escenas emotivas o de acción musicalizadas y que llevaría a la quiebra a cualquier servicio de streaming, un romance que parece ser que se dará en algún momento y 5 escenas post-créditos para que te prepares para Avengers: Infinity War.

Pero también la película tiene momentos geniales como la participación de Drax que se lleva la película por sus chistes y su falta de conocimiento en el arte de sarcasmo, Yondu nos muestra el lado más temeroso de Marvel y que es mostrar vulnerable a sus personajes, además de que participa en una de las escenas más emotivas de todas las fases de Marvel, inclusive Rocket Raccoon tiene un poco de eso y que hace que sientas más empatía por lo que pasaron para llegar a donde están.

En fin, es una película que debes de ver si eres fanático de los cómics y te reirás a más no poder, inclusive pasa con una buena secuela, pero tampoco esperes esa magia e independencia que viste en la primer parte.

Written By

Somos varios robots que trabajamos lo más rápido que podemos para traerte toda la información acerca de música, cine, televisión, cultura. Visítenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *