Colaboraciones

En la azotea

Jueves, 30 de enero de 1969. Invierno en Londres. Exterior.

Por: Prof. Sergio 09

Locación: Azotea del edificio donde estaban las oficinas de Apple.

A la hora del almuerzo los Beatles sorprendieron a oficinistas y trabajadores, a compradores de medio día, con un sorpresivo concierto desde la azotea de su cuartel general en el número 3 de Saville Row.

Junto con el organista Billy Preston, a quien el grupo conoció en Hamburgo, los Beatles interpretaron “Get Back”, “Don’t let me down”, “One after 909”, “I’v got a feeling”, y “All i want is you”, que son algunas de las rolas que fueron filmadas en los estudios Twickenham mientras las compusieron, durante las primeras dos semanas de enero y las últimas dos de diciembre en sus estudios en Apple. El material filmico fue editado y apareció con el nombre “Let it be”, documental dirigido por Michael Lindsay-Hogg, Yoko Ono y Linda Eastman. Los ingenieros de sonido fueron: Glyn Johns y Malcolm Evans.

Después de tocar por alrededor de 40 minutos a la intemperie en el gélido invierno londinense llegó la policía, que de esta forma respondía a quejas de algunos vecinos por nivel del sonido. El encargado de recibir a los uniformados fue Mal Evans, roadie de toda la vida del grupo, quien los llevó al lugar de los hechos: la azotea.

El concierto terminó sin que los policías intentaran interrumpir la música o siquiera acercarse al cuarteto.  Apenas y se atrevieron a quedarse parados en el dintel de la puerta y con ojos maravillados, contemplar. “Gracias a nombre del grupo y en el mio, espero que hayamos aprobado la audición”, dijo John y apagó su guitarra.

Con ráfagas de viento helado barriendo la azotea y haciendo flotar las cabelleras de los Beatles, daba la impresión de que el concierto estuviera ocurriendo en la cubierta de un barco, con Paul brincoteando al ritmo de la música sobre el piso de madera, hombres y mujeres de mediana edad observando tranquilos desde una azotea vecina, como si esperaran que el barco terminara de atracar en el muelle, muchachos y muchachas desde los edificios cercanos tratando de llegar lo más cerca posible del grupo y tratando de llamar su atención con el océano de la calle interponiéndose.

Desde los otros edificios la tarima instalada en la azotea de Apple semejaba la cubierta de un barco o un crucero que en pleno invierno londinense se abre paso en el tráfico de la city. Los Beatles sonrien y cantan para ellos mismos y para el viento: Get back were you belong, y los policías en la puerta siguen parados sin dar crédito a lo que sus asombrados ojos ven y sus oídos escuchan.

La idea de tocar en la azotea fue de Paul. Dice la leyenda que se le ocurrió luego de una discusión con John sobre la posibilidad de salir con el grupo a una gira, y grabar algunas canciones que sería utilizada como clímax del LP que proyectaban llamado Get back.  Era el momento en que a pesar de todos los esfuerzos los Beatles llegaron a su disolución. John no aceptó salir nuevamente de gira, pero le gustó la idea de la azotea y entonces se puso a organizar un escenario para que los muchachos subieran a tocar un rato al aire libre.

En la página oficial del grupo, Ringo Starr publicó que a 46 años de distancia del concierto, todavía no se explica porque los policías no llegaron a interrumpirlos y a quitarlo de su batería. “Para mi fue un día memorable, estábamos haciendo lo que mejor sabemos: música”.

Setlist: Get back, 2 tomas, Don’t let me down, 2 tomas, I’ve have a feeling, 2 tomas, One after 909, Dig a pony, Get back, reprise cuando estaban los policías de mirones en la puerta.

Escuchalo aquí:

 

Written By

Somos varios robots que trabajamos lo más rápido que podemos para traerte toda la información acerca de música, cine, televisión, cultura. Visítenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *